2/7/12

CARTA A SERGIO RAMOS




Ayer, 1 de julio de 2012, la selección española de fútbol, de la que tú formas parte, hacía historia logrando su segundo título consecutivo en un Campeonato de Europa, dos años después de proclamarse campeona del mundo en Sudáfrica. Ninguna nación hizo algo similar. Mi enhorabuena por lo conseguido. El eterno equipo perdedor se ha convertido en los últimos cuatro años en el eterno ganador. Ya estamos buscando rival para la final del 2014 en el campeonato del mundo de Brasil.

Debo reconocer que ya no me emociono con estos acontecimientos. Debe ser que los años y la experiencia acumulada, me hacen medir con prismas distintos según qué cosas ocurren a mi alrededor.  He dicho que no me emocionan, lo que no quiere decir que no me alegren, eso si, con moderación. Dicen que dada la situación económica de nuestro país, que se desmorona, no vienen mal este tipo de satisfacciones. Es posible.

Hoy, las calles de Madrid se llenarán de hinchas entusiastas, de gente que agobiada por los problemas cotidianos, dará rienda suelta a sus instintos patrióticos celebrando vuestro gran éxito y os recibirá en olor de multitud. Ya sabes: “Yo soy español, español, español…” “No hay dos sin tres…" “Soy español: ¿a qué quieres que te gane?"

Y aclarado todo esto, hay algo que me ha producido una sensación desagradable, que me ha incomodado y por qué no decirlo, me ha provocado asco. Te aseguro que fuimos muchos los que no nos identificamos con tu gesto, muchos los que apretamos los puños e insultamos a la pantalla del televisor e indirectamente a ti cómo resulta lógico y fácil de imaginar. Por si no lo sabes, aunque estoy seguro de que eres consciente de ello (ahí están tus declaraciones justificando lo que hiciste), en nuestro país hay una amplia mayoría de detractores de lo que quisiste representar, y de paso fomentar y promocionar. Estamos en contra del maltrato animal, del que los festejos taurinos son el máximo exponente. Y digo el máximo, porque están autorizados y sirven de diversión. Si tú le hicieras a un perro o a un caballo lo que le hace un torero a un toro, serías detenido, juzgado y condenado. Lo de la pena que te caería ya es otra historia.

No es la primera vez que lo haces. Te he visto festejar tus merecidos triunfos de la misma forma en varias ocasiones, pero es la primera que haces extensiva tu celebración a tus compañeros de equipo. Dicen, en la página del medio de información taurino “Aplausos”, que en un diálogo vía Twitter con Talavante de la Puebla (el torero que al parecer te había dado su capote) hacías la siguiente afirmación:

“La selección se alegra de lo que hacéis los toreros”.

No sé la razón por la que te atreves a declarar esto. De hecho, las imágenes que vimos por televisión la noche del 1 de julio nos mostraron a UN jugador, tú, en una esquina del campo, que capote en mano daba unos pases de torero y saludaba al “respetable” una vez terminada la “faena” con el toro imaginario. ¿Dónde estaban el resto de los compañeros que se alegraban de la representación que ponías en escena? ¿Había más capotes en el vestuario de la selección esperando el triunfo? Lo pregunto por qué no vi a ninguno de los jugadores de la selección española aplaudirte o acompañarte en tu particular celebración tras el éxito obtenido. Tampoco puedo describir con estas letras las caras que ponían  mientras hacías la exhibición, ya que sus rostros no nos los mostraron las cámaras de televisión. Y  digo esto sabiendo que no eres el único miembro del equipo que es aficionado a los toros. Sé que lo son Casillas y también el seleccionador Vicente del Bosque, aunque seguro que hay algunos más. La diferencia entre tú y ellos es el respeto. Respeto a una mayoría, sí, mayoría de ciudadanos que nos molesta que se identifique a nuestro país con una práctica cruel de maltrato animal. No creo que sea difícil de entender para tu capacidad intelectual. ¿Lo es? De ser así, es decir, que seas incapaz de entenderlo, flaco favor le estás haciendo al mundo de la tauromaquia, que aprovechando la coyuntura se ha hecho eco de tu excelsa faena en la hierba del estadio de Kiev, calificándola como un “guiño favorable”. Reconozco que este tipo de actitudes, las de los medios taurinos, son comprensibles.

Nosotros también “aprovechamos” el gesto de Maite Martínez, cuando hace cinco años despreció, devolviéndola al lugar de donde se le había lanzado , una bandera de España con la silueta del toro, el día que obtuvo la medalla de bronce en los Mundiales de Osaka en la modalidad atlética en la que competía (800 metros lisos). También nos hemos “aprovechado” de todo el equipo nacional de gimnasia artística masculina (incluido su cuerpo técnico) y de parte del equipo femenino, así como de algunas nadadoras del equipo nacional de natación sincronizada, que rompieron una lanza contra el Toro de Tordesillas y que recientemente han firmado un manifiesto en contra de las subvenciones que recibe la tauromaquia y de los recortes en sanidad y educación; manifiesto que muy pronto verá la luz. Si he de serte sincero, nos sentimos orgullosos de contar con todos ellos, porque representan el esfuerzo y la superación en el deporte sin recibir grandes prebendas materiales por su trabajo. En definitiva, por amor, sin más. Espero que entiendas la diferencia que podemos establecer entre unas actitudes y las otras, sin despreciar el duro camino que tú y todos tus compañeros de selección habéis recorrido para llegar donde habéis llegado. Evidentemente es para sentirse orgulloso.

Los otros miembros de la selección española de fútbol, mientras no se manifiesten públicamente, no se muestran favorables a nada, es decir, no pueden ser tus cómplices. A los abolicionistas nos encantaría que algunos jugadores de “La Roja” nos dijeran públicamente que es lo que piensan de tus “excesos” taurinos, aunque me temo que no va a ser imposible. ¿Algún voluntario?

De 23 jugadores, además de los miembros del cuerpo técnico, has sido el único que mostró su alegría de esa forma.

Soy consciente de que con esta reflexión no seré capaz de hacerte cambiar. Sé que la próxima vez que alcances algún triunfo, sin duda merecido, volverás a sacar el capote, vete a saber de qué torero, y que muchos nos sentiremos ofendidos y molestos, y que volveremos a insultar al televisor, en el que, no lo olvides, estarás tú con tu capote. Sé que te dará lo mismo.

Dado tu privilegiado estatus social, lo que opinemos de tus acciones los demás (no todos, cómo resulta evidente) será como la embestida de un toro imaginario a tu capote, al que te quitarás de encima con una verónica, ya que los naturales ceñidos los dejaremos para tu amigo Talavante, que los hace ajustados y como nadie.

Atentamente

José Enrique Zaldívar Laguía.

10 comentarios:

Ixowa dijo...

Totalmente de acuerdo con la carta. No sigo el fútbol y no me interesan estos eventos de masas, pero una celebración así en un evento internacional me ofende profundamente porque consigue perpetuar la imagen de paletos maltratadores de animales y sádicos que tenemos en el extranjero gracias a la "fiesta nacional". Pero ya ha quedado claro que este personaje no tiene ningún respeto como la mayoría de los taurinos. Por suerte cada vez tienen menos apoyo popular, por mucho que intenten revitalizar la tauromaquia con subvenciones y más subvenciones la realidad es que está muriendo y cada vez le queda menos tiempo.

Por cierto, la música que salta al entrar en tu blog es un poco molesta y por desgracia hay mucha gente que cuando entra en una página que tiene música la cierra directamente porque es muy molesto. Puse la carta en Menéame y la tumbaron alegando este motivo. Sólo te lo digo para que lo tengas en cuenta por si quieres quitarlo, aunque es tu blog y puedes hacer con él lo que quieras, por supuesto.

Un saludo!

José Enrique Zaldívar dijo...

Gracias por tu opinión, Ixowa. Me pensaré de lo la música, aunque no es muy complicado quitar el volumen. Saludos.

isabel dijo...

Muy bien dicho en tu carta. para mi tambien fue molesto ver esa escena, es mas, en cuento salió cambié de canal.
Deberían aprender a separar las cosas. Yo no ssaltaría al campo con un cartel antitaurino porque no es el momento ya que no tiene nada que ver. Pues los futbolistas como este deberían pensar lo mismo.
Por hacer un breve inciso sobre las subvenciones de la tauromaquia: me revuelve el estomago solo pensar que parte de mi dinero se destine a esa salvajada, que añadan una casilla en la declaracion de hacienda para ese destino a ver cuanto dinero sacan pero por lo menos no será el mio ni el de muchos de nosotros.

Anónimo dijo...

Esta carta que acabo de leer la podríamos escribir millones de españoles (al menos eso quiero creer). He disfrutado del partido el día 1 (a excepción del pase torero). Y punto. Se acabó la función. Ayer me rebosó el vaso de la tolerancia cuando en prácticamente todas las cadenas de televisión (y eso que apenas la veo), estaban totalmente colapsadas por los ´"héroes". Me da pena de este pais. Mucha pena. ¿Qué enseñamos a nuestros hijos?. Afortunadamente mis hijas han visto otras cosas en su casa. Pero creo actitudes como la del final del partido a muchos nos hacen perder la moral.

animalista-cao dijo...

Excelente texto. Enhorabuena!

Anónimo dijo...

Al margen que creo que hay cosas muchísimo más importantes en este momento que si a un futbolista le gustan los toros y la verdad, por un lado, hace tiempo que no me interesan estos debates tan nimios, pero me gustaría preguntar a los anti-taurinos como usted... ¿cómo harían en el caso de que no existiese el toreo para mantener la especie del toro de lidia? por otro lado opino que sería mucho más "sano" una corrida sin muerte ni tortura, pero me parece que detrás de estos debates hoy en día hay más componente político que la realidad de proteger a un ser vivo o hacer un espectáculo de una vejación. Un saludo, gracias de antemano por la respuesta.

José Enrique Zaldívar dijo...

Te respondo gustosamente: lo que se cuestiona no es, como puedes ver en el texto, que a un futbolista le gusten o no las corridas de toros, sino que haga ostentación pública de sus gustos en un campo de fútbol y que haga partícipes de su afición a sus compañeros de equipo. Este señor, en su vida privada puede hacer lo que le parezca conveniente mientras sea legal la tauromaquia, pero otra cosa es que se manifieste a favor representando a todos los ciudadanos de su país, que mayoritariamente y ahí están las encuestas, está en contra de estas prácticas. No olvides que representaba a la selección de fútbol de una nación, con su bandera, su himno y demás parafernalia.

Y sobre tu otra pregunta, te respondo: el toro de lidia no es una especie, sino una raza de bóvido creada por el hombre. No ha nacido de la selección natural, sino que ha sido creada por el ser humano para un fin, el de ser torturado de una u otra manera (si bien es cierto que la mayoría acaban en los mataderos). Y dicho esto, no veo ningún problema en que desaparezca como podría pasar y de hecho ha pasado con otras razas de otras especies: cánidos, équidos, bóvidos, óvidos...
De cualquier forma, la raza de lidia es una raza autóctona española (así está reconocida) lo que implica estar protegida.
Es evidente que con la desaparición de los festejos taurinos, que desaparecerán sin duda, quedarán unos cuantos ejemplares (no sé cuantos) que mantendrán viva esa raza y que deberían ser acomodados en espacios similares a los que viven ahora (dehesas) para poder ser visitados. De hecho, y ante la situación económica del sector, ya hay muchos ganaderos que desarrollan este tipo de actividad: visitas guiadas para ver toros de lidia en sus explotaciones.

¿Nimiedad? No creo que el maltrato animal legalizado y que sirve de diversión lo sea, por lo menos para nosotros los abolicionistas.

Gracias por tu opinión.

Anónimo dijo...

Buenas otra vez, soy el usuario que escribio a las 9:24. Gracias por su tiempo y sus argumentos. Me gustaría preguntarle que opina sobre la prohibición en Catalunya de las corridas por un lado y a la vez la "protección" de los famosos correbous... ¿no cree acaso que estas decisiones manejan una doble moral? Un saludo.

Carmen Muriel Dueñas dijo...

Jose Enrique, has expresado claramente y con muchs educacion los sentimiemtos de la mayoria de las personas de este pais. Gracias.
Por otro lado prefuero q los toros se extingan a q se masacren en las plazas. Y estoy en contra de todo festejo q implique maltrato animal ya sea un corrida o un correbous. Seguro q tu tb

José Enrique Zaldívar dijo...

Hola de nuevo: sí, es evidente que hay una doble moral, pero antes de nada me gustaría matizar que el término que utilizas, aunque esté entrecomillado, sobre los bous, no es correcto. Nadie los ha protegido, sino que los ha reglamentado. Bueno, de hecho todavía no se ha aprobado el reglamento porque está en fase de alegaciones, en la que nuestra asociación, AVAT, ha sido consultada. Dicho esto, yo fui el primero que a las 24 horas de que el Parlamento de Cataluña aprobara en pleno la iniciativa de reglamentar los bous, declaró a preguntas de televisión española que no me parecía coherente prohibir las corridas y tomar esa decisión. Así lo hizo también la Plataforma PROU que puso en marcha la ILP para la prohibición de las corridas. El problema es que había consenso social suficiente para iniciar la ILP contra las corridas, pero no lo había para meter en la misma los bous. De hecho, se estaba seguro que unir ambas pretensiones supondría el fracaso de la iniciativa. Personalmente puedo decir que si había la posibilidad de acabar con un tipo de festejo taurino, las corridas, y no la había de acabar con las otros, los bous, la decisión tomada era la correcta. Pero que nadie piense que nos hemos conformado; seguiremos trabajando y de hecho lo hacemos por acabar con cualquier manifestación de maltrato animal y desde luego los bous son una de ellas.