3/3/11

Debate en la TV de Ecuador entre Leonardo Anselmi VS Guillermo Alban (Torero)

 Todos conocemos a Leonardo Anselmi, un incansable trabajador por la causa de la defensa animal. Promotor de la ILP, junto a sus compañeros de la Plataforma "Prou", que acabó con la abolición de las corridas de toros en Cataluña, y una excelente persona a la que tengo la suerte de conocer. Hace poco ha estado en Ecuador, representando a la Fundación Franz Weber, país en el se va a votar en referendum la prohibición de aquellos espectáculos populares en los que se da muerte pública a los animales, y que también ha estado en Colombia, en donde existe un importante movimiento abolicionista de la tauromaquia, liderado entre otros, por el extorero Álvaro Munera y Prea Colombia. Han sido muchas las apariciones en televisión de Leonardo en estos paises en los últimos días, y hoy han sido colgados en internet los vídeos de un debate televisivo en el que de forma tranquila y con la maravillosa dialéctica que le acompaña, Leonardo rebate los argumentos del torero Guillermo Alban, licenciado en economía agricola en la universidad americana de Cornell.

 Os dejo los enlaces a los vídeos que han aparecido sobre este debate en los que la razón se impone a la sin razón, y la moral que debe conducir a la especie humana a merecer el calificativo de tal, se impone al tradicional argumento de la supremacia del hombre sobre el resto de las especies animales en función de su inteligencia, en su capacidad de dominar y de establecer su poder con respecto a ellas en la fuerza bruta enmascarada en el establecimiento de un status jerárquico sobre el resto de las especies,  que está conduciendo de forma inexorable al agotamiento de los recursos de nuestro planeta.

Vídeo 1.

Vídeo 2.

Vídeo 3.

Vídeo 4.

Vídeo 5.

Vídeo 6.


Mientras que el torero se resguardaba en el hecho diferencial de los animales de abasto, incluido el toro de lidia, con respecto a los animales de compañia y el propio ser humano, Leonardo hacía un llamamiento a la racionalidad, a las decisiones morales individuales y las sociales, siendo estas últimas las que provocan los cambios que pueden conducir a incluir a los animales en el respeto que se merecen.

El torero establece la diferencia entre la especie humana, y el resto de las especies, en que la primera está dotada de un "soplo divino" que vaya usted a saber lo que significa.

El resultado del debate es evidente, la victoria del raciocinio sobre el instinto, de la empatía sobre el inmovilismo, y de la evolución sobre la tradición.




4 comentarios:

Mabel G. dijo...

"El resultado del debate es evidente, la victoria del raciocinio sobre el instinto, de la empatía sobre el inmovilismo, y de la evolución sobre la tradición"
Dentro de unos años (espero que pocos)estos debates ya no existirán, los pueblos están aprendiendo.

Carla Salomé Coronel Serrano dijo...

Muchas gracias por esas reacciones desde tan lejos desde la Mitad del Mundo estamos luchando para que se prohiban la matanza de animales en espectáculos públicos, por eso estamos pendientes de la consulta popular, para que justamente no sean necesarios estos "debates" donde una vez más vemos la gran calidad humana de Leonardo, no sólo corazón sino razón...

José Enrique dijo...

Estamos muy pendientes de lo que pase en tu país, Carla. Crucemos los dedos.

clariana dijo...

He visto los dos primeros vídeos y una de las cuestiones que más me ha interesado es la referente a la Educación, pensando en las generaciones venideras, en los bienes de la Naturaleza y en el progreso moral de los seres humanos.
Lo ha expuesto muy bien el señor Anselmi.
También en cuanto a la cuestión de los animales como sujetos de Derecho, que no puedan acceder directamente a reclamar sus derechos, por su condición de animal, no quiere decir en absoluto que no tengan acceso a sus derechos, a través de las personas, reivindicados por las personas, representados por las personas y denunciados los atropellos de sus derechos por las personas.
En un cuadro de un paisaje inmenso de la Naturaleza, donde la figura humana aparece ínfima, puedo pensar en base a qué, yo como humano me otorgo la potestad, el poder de someter a todos esos animales que comparten conmigo el planeta a mi capricho, olvidando que también comparten conmigo el sufrimiento y que a mí no me gusta sufrir. Si precisamente mi racionalidad es mi responsabilidad en respetar a todas esas criaturas, como me gustaría que a mi me respetasen si yo estuviera a la inversa, en su condición de animal. Pongo el ejemplo del cuadro, porque es curioso que en muchísimas obras de pintores aparece la inmensidad de la Naturaleza junto a una pequeña representación del humano, como un ser más que la complementa.
Son interesantes los vídeos, acabaré de verlos otro día. Gracias.